Resistencias - Clasificación

Podemos clasificar las resistencias en dos grupos principales: Resistencias fijas y resistencias variables.

Resistencias Fijas

Cualquier resistencia en la que no sea posible modificar a voluntad el valor en ohms que presenta, queda comprendida dentro de este grupo.

Además, podemos clasificar las resistencias fijas de acuerdo con el material de construcción: Carbón, película metálica y alambre.

Resistencias de carbón

En cuanto a las resistencias de carbón, encontramos dos tipos: Las de carbón aglomerado y las de película. En las aglomeradas, el elemento resistivo es una masa homogénea de carbón, fuertemente prensada en forma cilíndrica. Los terminales se insertan en el cilindro así formado, y el conjunto es recubierto con una resina aislante con alta disipación térmica.


Resistencia de Carbón Aglomerado
Pase su mouse sobre los círculos negros para ver más detalles

Otro de los métodos de fabricación consiste en recubrir un cilindro de cerámica con una película de carbón, o se realiza una ranura en espiral en el cilindro de cerámica para cubrirla después con la película de carbón, lo que le da un aspecto semejante al de una bobina. Las resistencias fabricadas de este modo, tienen una baja disipación de potencia: 0.125, 0.25, 0.5, 1 y 2 Watts.


Resistencia de Película de Carbón
Pase su mouse sobre los círculos negros para ver más detalles


Resistencia de Montaje Superficial
Pase su mouse sobre los círculos negros para ver más detalles

Las resistencias de montaje superficial, son construidas también depositando una película de carbón, pero en este caso es sobre una base de cerámica rectangular. El valor de la resistencia en ohms es determinado ahora por un corte realizado sobre la capa, lo cual aumenta la resistencia eléctrica al reducir la sección por la que la corriente puede circular.

Resistencias de película Metálica

El proceso de fabricación es similar al descrito para las resistencias de película de carbón, pero el material depositado es un metal (por eso el nombre). Esta clase de resistencias son de alta precisión, tienen una baja disipación de potencia, bajo nivel de ruido y buena estabilidad térmica. Debido al proceso de fabricación, y a los materiales empleados, esta clase de resistencias son más caras que los demás tipos.

Resistencias de alambre

Estas son construidas con alambre de aleación níquel-cromo o alguno con características similares. El alambre es enrollado en un soporte de cerámica y después cubierto con un material aislante para proteger el alambre y la resistencia de los golpes y la corrosión.

Esta clase de resistencias está diseñada especialmente para soportar altas temperaturas sin alterar significativamente el valor. Las potencias nominales de este tipo son de: 5, 10, 20, 25, 50 y más Watts.

Resistencias Variables

En cuanto a esta clase, comprende a los potenciómetros, trim-pots y presets.

La característica principal de estos elementos, es que el valor en ohms del dispositivo puede ser ajustado dentro de un rango limitado por el valor marcado en el dispositivo (valor máximo).


Vista interna de un Potenciómetro
Pase su mouse sobre los círculos negros para ver más detalles

Son ampliamente utilizados en controles de volumen en sistemas de audio, en sistemas de control de potencia, en circuitos de precisión que requieren un valor específico de resistencia, etc.

Se fabrican depositando una capa de carbón sobre una sección circular o rectangular de fibra (o algún material aislante). Luego se monta un mecanismo que permita deslizar un contacto móvil sobre la película depositada. Existen potenciómetros con una elevada disipación de potencia, los cuales se fabrican como una resistencia de alambre, salvo que en este caso, no se aísla para poder colocar el contacto deslizante.

Clasificaremos los potenciómetros según la variación del valor en ohms con respecto a la posición de su eje en: Lineales, logarítmicos y antilogarítmicos.

En un potenciómetro lineal la variación es constante con respecto al desplazamiento del contacto móvil. En los logarítmicos y antilogarítmicos, esto no ocurre: la variación del valor no es proporcional al desplazamiento del contacto móvil.


Potenciómetro Lineal


Potenciómetro Logarítmico


Potenciómetro Antilogarítmico

Esta característica es útil en controles de volumen, por ejemplo, ya que el oído humano es más sensible a las variaciones de sonidos débiles, justificando la variación suave al inicio de los potenciómetros logarítmicos.

A continuación Valores Nominales